IMG_20160323_180444

Elegimos la memoria

Por Valentin Casablanca

La República Argentina tiene una parte de su territorio invadida por una potencia extranjera.

En la República Argentina periódicamente hijos y nietos de personas desaparecidas recuperan sus verdaderas historias e identidades y cientos de siniestros personajes están siendo juzgados y condenados por delitos de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura militar.

A nadie se le escapa que esos hechos relacionados a la Dictadura y la guerra de Malvinas están absolutamente vigentes, vivos y con consecuencias sobre nuestra vida como sociedad.

No son “temas sensibles”, son parte indisoluble de nuestra historia como Nación, del ejercicio de reflexionar y entender quiénes somos, de dónde venimos y adónde vamos.

Y no se trata solo de “heridas abiertas”, esto no es un proceso de cicatrización. Cuando expulsemos definitivamente al invasor Ingles de nuestras tierras, cuando todos los hijos y nietos secuestrados hayan sido recuperados y todos los culpables (directos e indirectos) cumplan sus condenas, la memoria de estos sucesos nos ayudará a no retroceder a la oscuridad y consolidarnos como una Nación soberana y democrática.

El 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, el 2 de abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas no son solo feriados, son símbolo de una sociedad que se niega a olvidar y por ello, inamovibles.

La burda maniobra “por necesidad y urgencia” que los relaciona con cuestiones turísticas y comerciales, no hace más que remarcar, bajo un aspecto tilingo y superficial, el ideario de este gobierno, expresado en los acuerdos de Malcorra con Inglaterra y el abandono de la lucha por la verdad y la justicia.

Memoria, Verdad y Justicia.

Las Malvinas son argentinas.

FacebookTwitterGoogle+

0 comentarios en “Elegimos la memoriaComentá →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *