Un paso adelante

“Un paso adelante, dos pasos atrás”: análisis de los resultados fiscales del primer bimestre.

Pablo D’Alessandro (para Grupo Perú)
El ministro Prat Gay intentó disimular el pésimo desempeño fiscal del mes de febrero presentando un informe bimestral que le permite promediar los números con los buenos resultados de enero.
El Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas destaca en su página web (hacer click acá) que en el primer bimestre “el sector público nacional registró un déficit primario de 17.925 millones de pesos, una mejora de 3.508 millones respecto al mismo periodo de 2015”. Sin embargo, en febrero el déficit volvió a dispararse resultando $1.714,3 millones mayor que el mismo mes del año pasado, es decir un 11% más.
Durante el mes enero, la mejora había sido de un 90%. Estos buenos números –que permitieron mejorar la presentación del bimestre- se explican fundamentalmente por la paralización del consumo y de los pagos del sector público. Esto no parece sostenible en el tiempo.
En el primer mes el sector público tuvo un déficit primario, sin contabilizar las rentas financieras (del BCRA y el FGS de la ANSES) y los egresos por el pago de intereses de deuda, de casi $550 millones. En febrero, de casi $17.380!
En el segundo mes los ingresos primarios crecieron aprox. un 26% y el gasto aprox. un 23% versus el mismo periodo del 2015. El aumento interanual de los ingresos se explica por las subas en los aportes y contribuciones a la seguridad social y los impuestos (IVA y Ganancias). Casi el 84% de la variación del gasto se explica en el ajuste de las prestaciones de la Seguridad Social (de acuerdo a lo previsto por la Ley y al aumento de beneficiarios por la moratoria previsional) y en las remuneraciones del Sector Público.
Si se analiza el ingreso por rentas financieras del Banco Central (BCRA) y del Fondo de Garantía de Sutentabilidad (FGS/ANSES) y el egreso por servicios de deuda, el resultado financiero de febrero fue un rojo de aproximadamente $3.200 millones. En enero, el resultado financiero había sido de aproximadamente $1.700 millones. Es decir, en este rubro se empeoró aproxidamente un 90 % de en febrero respecto de enero.
Así, el déficit total de febrero fue de más de $20.500 millones. Comparado con los casi $2.200 millones de enero, creció más de 9 veces. Resultado: de una mejora de aproximadamente el 84% interanual en el primer mes, nos queda una mejora de aproximadamente el 16 % en el bimestre.

Resultado: de una mejora de aproximadamente el 84% interanual en el primer mes, nos queda una mejora de aproximadamente el 16 % en el bimestre.

La presentación bimestral permite mostrar una mejora de $7.000 millones respecto del 2015 (el déficit fiscal global acumulado -contando el ingreso por rentas financieras del BCRA y el FGS- en 2016 fue de casi $23.000 millones; en 2015 fue de casi 30.000). Sin embargo, en febrero se encendieron todas las luces de alarma.
Agravando la situación, se generaron casi $23.000 millones de nueva deuda y en este periodo, la recaudación creció menos que la inflación
El ministro se comprometió a no financiarse mediante adelantos del BCRA, no obstante, surge de la información oficial, que el Tesoro obtuvo casi $7.000 millones del FGS de ANSES. Además, el Tesoro salió al mercado local con dos bonos, que recaudaron aprox. $12.000 y $15.000 millones.

En febrero se encendieron todas las luces de alarma.

El objetivo del gobierno es cerrar 2016 con un déficit menor al 5% del PBI para lo cual la brecha debería saldarse con emisión de deuda. No obstante, la nueva deuda engrosara la cuenta de intereses a pagar.
La quita de subsidios al gas y el transporte aliviaría la situación de las cuentas públicas, aunque tensaría la situación social impactando sobre la popularidad del gobierno.
La presentación bimensual no fue el único truco de “contabilidad creativa” del ministro. En diciembre, decidió separar, desde enero, las rentas de la propiedad del resto para mostrar un resultado presuntamente más prolijo (hacer click acá).
Como publicó La Nación, la consultora ACM explicó en su último informe, “lejos de facilitar la interpretación de los datos públicos, ahora existe una gama más amplia de versiones del déficit que no ayudan a la transparencia y agregan un mayor grado de confusión, incluso para los lectores especializados” (hacer click acá).
No obstante, si se compara el resultado del mes pasado con el mismo mes de 2015, usando la nueva metodología -es decir, sin contabilizar las rentas de la propiedad- el resultado arroja un aumento del 8,8% en el rojo fiscal.
NOTA: puede consultar sobre el déficit cuasi-fiscal haciendo click acá: “Política económica: entre la conducta predatoria y la incapacidad V”.Grupo Perú.html
FacebookTwitterGoogle+

0 comentarios en ““Un paso adelante, dos pasos atrás”: análisis de los resultados fiscales del primer bimestre.Comentá →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *