Theodor Van Thulden, El Tiempo revela la Verdad

¿Es la realidad la única verdad?

  • Jorge Sotelo (Grupo Perú / Revista La Calle)

Durante el primer semestre de 2016, el Observatorio de Política Económica del Grupo Perú publicó en Revista La Calle siete informes denominados “Política económica: entre la conducta predatoria y la incompetencia”. En estos informes se anunciaba La Tormenta Perfecta que estaba produciendo el macrismo en el terreno económico, con sus funestas consecuencias sociales. La situación que encontramos, una vez ingresados en el segundo semestre, desgraciadamente, corroboran el pronóstico.

Tormenta Perfecta

La tarea de un observatorio en esta época es indudablemente frustrante. Ver semana a semana el deterioro del país provoca desazón. Haberlo visto en ciernes, convencidos de las inevitables consecuencias de la actitud predatoria y la incapacidad del equipo económico de Cambiemos, provoca impotencia.

Perón decía que la única verdad es la realidad, pero por estos días tanto realismo suena a resignación. En contrapunto, el Quijote decía “los hechos son enemigos de la verdad”. ¿Qué habrá querido decir el caballero andante? El Dr. Carrasco le advertía que no había gigantes, ni caballerías, ni caballeros… en suma, que la batalla que él estaba librando no existía. Azorado Don Quijote dice “tan ilustrado y, sin embargo, tan mal informado”. “Estos son los hechos”, retruca Carrasco y, ahí, el manchego, acuña la frase que le espeta. ¿Habrá querido decir que hay una verdad larvada debajo de la cáscara falsa de los hechos que tarde o temprano explota? ¿O simplemente que hay que rebelarse contra los hechos? Como le hace decir el dramaturgo estadounidense Dale Wassman a Cervantes:

“He vivido casi cincuenta años y he visto cómo es la vida. Dolor, miseria, hambre… crueldad increíble… Cuando la vida misma parece lunática ¿quién sabe dónde yace la locura? Quizá ser demasiado realista es locura. Abdicar de los sueños, eso puede ser locura. Buscar tesoros donde sólo hay basura. Mucha sanidad mental puede ser locura. Y la mayor locura de todas: ver la vida como es y no como debería ser.”

Acá los números que esconden una verdad mucho más cruel: la mirada de nuestros niños, de nuestros viejos, la desesperación, la frustración y la angustia. Acá los hechos contra los que nos hemos de rebelar porque seguimos persiguiendo lo que debe ser: una patria justa, libre y soberana que posibilite la felicidad del pueblo.

Endeudamiento y fuga de capitales: los dólares por el resumidero

En el nivel nacional, el endeudamiento del Tesoro en los primeros siete meses ascendió a 37.300 millones de dólares. En el nivel provincial, el financiamiento externo obtenido en los últimos meses alcanzó a 4.950 millones de dólares (7 provincias argentinas).

La desregulación cambiaria ha eliminado el tope para la compra de “dólar ahorro” y el nuevo marco normativo incentiva la “libre movilidad de capitales”, sin embargo, lo que se ha logrado es que los dólares simplemente se esfumen. Una vez más el endeudamiento financia la fuga de capitales[1].

La fuga de divisas en concepto de dólar ahorro se incrementó en 6.700 millones de dólares, si se compara los primeros semestres de 2015 y 2016; un 126%.

Fuga de divisas

En tanto que la remisión de utilidades de las trasnacionales se incrementó 1297%, si se comparan los mismos semestres. Entre ambos conceptos, suman en total casi 14 mil millones dólares.

Remisión de divisas

 

Actividad económica: PIB o Producto Interno Bajo

PIB

 

La actividad económica se ha desplomado en los ocho meses de gobierno macrista y el PIB ha caído estrepitosamente. La recesión pronunciada ha sido  inducida: el gobierno ha hecho todo lo posible para llegar a esto.

Activdad industrial

 

El comportamiento negativo de la actividad industrial es alarmante y tiene consecuencias funestas en término de desempleo y pobreza. Esto ya ha impactado de manera significativa en el consumo. Quizá su único efecto “positivo” vaya a ser, a la larga, en la inflación.

Construcción

 

La caída de la actividad, durante el primer semestre, en el sector de la construcción, es todavía más pronunciada.

 

 

Importaciones: no sólo son manzanas chilenas

La apertura de las importaciones amenaza las economías regionales. Los productores de fruta fina del sur patagónico (El Hoyo, Lago Puelo, Epuyén, El Bolsón) denunciaron que hay más de 150 mil kilos de producción stockeadas en cámaras de frío que no pueden ser colocar en el mercado interno.

Pero, la avalancha importadora se verifica en prácticamente todos los rubros, como muestra claramente este cuadro de la Consultora Radar que extrajimos del Informe de Coyuntura del CEDE-BH[2]:

Importaciones

Desempleo: otra vez en la vía

Las formas más dramáticas en las que este desbarajuste se manifiesta son los problemas de empleo. La tasa de desempleo se acerca nuevamente a los dos dígitos y así se pulveriza uno de los mayores logros de los 12 años kirchneristas.

Según el INDEC, el desempleo subió a 9,3%, en el segundo trimestre de 2016. En principales aglomerados urbanos ya alcanzo los dos dígitos:

  • Gran Rosario:           11,7%
  • Mar del Plata:          11,6%
  • Gran Córdoba:         11,5%
  • Gran Buenos Aires: 11,2%
  • Río Cuarto:              10,5%

Mientras tanto, los despidos y suspensiones continúan. Según datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) se perdieron 106.944 empleos sólo en el sector privado desde que Mauricio Macri asumió como presidente.

La consultora Ecolatina proyecta un promedio de desempleo de 12% para el año.

Inflación: la muerte perfecta.

La inflación ha sido descontrolada hasta ahora. El IPC del mes de julio oficial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue del 2,2 %, lo que implica una inflación interanual del 47,2 %. (Dirección General de Estadística y Censo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires). Los precios mayoristas treparon 2,9% en junio y la suba acumulada en el primer semestre llegó al 26,7 % (Indec).

Los pronósticos privados de inflación anual llegan al 46,1% (FyE) o bien al 45% (Goldman Sachs) o 44,5% (Ecolatina). Todo muy lejos de la meta Prat Gay del 25%.

No obstante, como dice Marcos Peña: es innegable (sic) que la inflación está bajando. Seguramente bajará porque han hecho lo imposible por inducir una fenomenal recesión. Es la estrategia de la muerte.

El Emperador chino Xiao Cha, preocupado por el precio de los alimentos, decide consultar a un sabio de la Escuela Mitsong del budismo tántrico. El sabio le recomienda: “debemos lograr que la gente no consuma: si la gente no consume los precios no suben”. El Emperador, intuitivo para las cuestiones económicas, argumenta que, en realidad, bajarían y, en exceso, eso tampoco es bueno. “Debemos, entonces, ofertar menos bienes a la venta”, dice el sabio. “La economía se parará”, reflexiona el Emperador. El sabio, queda en silencio y dice: “Cero bienes, cero consumo, cero inflación”. El Emperador respira profundamente y lo increpa: “Eso es la muerte, la muerte misma”. A lo que el sabio budista tántrico responde: “Y la muerte es perfecta”.

Mientas todos nos encaminamos hacia la impecable destrucción, crece galopante el déficit fiscal, se incrementa el conflicto social y brillan por su ausencia las inversiones.

Pillaje, ingenuidad y apostasía

Esta administración ha llegado para promover los negocios (los propios y los de sus amigos), eso está claro. Ha operado una fantástica y brutal transferencia de ingresos. Pero eso debería guardar relación, aunque sea mínima, con las estrategias de gestión de la crisis. En un Estado con problemas fiscales y perspectivas funestas, no se puede prescindir de los 10 mil millones de pesos que sin ton ni son se les cedió a los exportadores sin ningún toma y daca. Irónicamente, tanto el agro como las mineras destruyeron empleos de manera significativa. En el caso de las petroleras, “el apuro ministerial por mejorar los balances de firmas como Panamerican Energy (PAE) -que en el primer semestre del año ganó $1.807 millones, exactamente el doble que en el mismo lapso del 2015- terminó por poner en riesgo todo el plan económico”[3].

Pero llama poderosamente la atención, en medio de la depredación, tanta ingenuidad. ¿Cómo pudieron suponer que la sola presencia de un gobierno pro-negocios iba a atraer inversiones? ¿Cómo pudieron pensar que la devaluación no se iba a trasladar a precios? ¿Por qué anunciaron la meta del 25% de inflación? ¿En serio no previeron que los empresarios no tienen más ideología que la rentabilidad y que no están dispuestos a sacrificarla para que sobreviva el vetusto mito liberal? ¿No saben que el discurso liberal es un arma para defender sus intereses y no una descripción fehaciente del funcionamiento de la economía? Deberían haber asumido sabiendo que la colonización del Estado que ellos están llamados a encarnar es sólo uno de los instrumentos del poder económico y que esa relación no se va a equilibrar solamente porque estén ungidos por el voto ciudadano o porque sean del mismo palo[4]. ¿Y cómo les funcionó la cabeza cuando pensaron que el tarifazo era viable?¿Por qué supusieron qué bajar el gasto fiscal era tan fácil?

Son tipos que vienen del JPMorgan, de Shell, del negocio granario, de las prestadoras de servicios, de Monsanto, de Techint… Ceguera ideológica, se almorzaron su propio cuento y quedaron haciendo mohines.

Apostasía es la renuncia de una persona a sus creencias religiosas o políticas. En los últimos días están dando muestra de que acusaron el golpe. En un abrupto cambio de posición, el Ministro de Producción, Francisco Cabrera, relativizó el plantón de la inversión extranjera directa con el argumento de que las PYMES son las verdaderamente estratégicas para generar empleo.

“En la Secretaría de Comercio hubo una ola de apostasía cuando advirtieron que los supermercadistas tenían más poder que el que creían para fijar precios y apropiarse de rentas tanto de sus proveedores como de sus clientes. La decepción fue mayor cuando, pese a que les permitieron importar masivamente manzanas, pollo, cerdo, zanahorias y cebollas, los precios no pararon de subir”[5]. En un par de semanas se anunciará el proyecto “Góndola Pyme” que obligará a las grandes cadenas a destinar una partecita de sus góndolas a productos de cada región elaborados por empresas chicas. Toman como ejemplo una experiencia de Texas.

Bueno, tranquilos, chicos, paren un poco, ya parecen Alice Amsden o Robert Wade [6]. Argumentarán, entonces, contra nuestro escepticismo diciendo que están tomando como ejemplo una ley ecuatoriana promovida por Correa. Antes de que se nos caiga la mandíbula, es necesario tener en cuenta que Bercovich dice que dijo un funcionario clave de Comercio: “creemos a largo plazo en la defensa de la competencia, pero mientras tanto estamos dispuestos a intervenir”.

Macri CheAl equipo del Observatorio de Política Económica nos da un poco de risa y al equipo de redacción de la Revista La Calle le pasa lo mismo… nos trae recuerdos de esa remera que hizo circular la juventud del PRO hace unos años con el rostro de Mauricio lookeado como el Che Guevara y la leyenda “Macri es revolución”. O a Marquitos Peña, en España, definiendo a Cambiemos como socialista.

Consecuencias

La secuela inevitable de esta (in)gesta es un crecimiento acelerado de la pobreza que deviene del desempleo, el cierre de comercios, la baja de los ingresos. Es la vuelta del hambre y la desesperación, el desaliento y el escepticismo.

Sin embargo, de manera inversamente proporcional a la defección de la dirigencia opositora crece la resistencia en la base. El arriba está nervioso y el abajo que se mueve. Nunca antes como ahora un gobierno causó decepción tan rápido, las plazas se llenan ante cualquier convocatoria, la marcha de la economía popular en San Cayetano fue impresionante, los cortes de ruta se multiplican, las Madres volvieron a hacer la Marcha de la Resistencia como en los peores años, se viene La Marcha Federal y se viene –lento pero seguro- un paro nacional.

Helen Knoop, Furiosa
Helen Knoop, Furiosa

Y es que, a pesar de que Pichetto El Ubicuo opine que “el concepto ‘resistencia’ no es propio de un sistema democrático”, hasta los votantes de Cambiemos empiezan -algunos de manera explícita y otros sólo rumiando- a tomar conciencia acerca de la peste que han desatado. Y es que en la matriz del pensamiento político del pueblo argentino -aun conviviendo de manera contradictoria con elementos de distinto signo- resuenan los conceptos de una patria libre, justa y soberana. Y como dice Wassman que dijo Cervantes: abdicar de los sueños, puede ser locura (…) como una locura es ver la vida como es y no como debería ser.


 

[1] Ver Braco de Rojo, “Fuga de capitales, hacia un nuevo ciclo de endeudamiento “, en Revista La Calle

[2] Centro de Estudios de Desarrollo Económico Benjamin Hopenhayn (CedeBH), Informe de Coyuntura Nº4, Buenos Aires, Agosto de 2016.

[3] Bercovich, Alejandro, “Centuriones, davositos y la utopía de un liberalismo sin liberales” en DiarioBAE (http://www.diariobae.com/article/details/88439/centuriones-davositos-y-la-utopia-de-un-liberalismo-sin-liberales–alejandro-ber).

[4] Anchorena, Beatriz, “El Estado argentino, un Prometeo encadenado” en Revista La calle, Buenos Aires, 2016.

[5] Bercovich, Alejandro, Op. Cit.

[6] “Economistas como Robert Wade y Alice Amsden llegan incluso a expresar el rol del Estado en los procesos de desarrollo en términos bastante radicales. V.gr., la fórmula governing the market del primero y la figura de discipline of business de la segunda.” (Sotelo, Jorge, “Capacidad político/estratégica, autonomía estatal y desarrollo”)

Imagen de portada: Theodor Van-Thulden, El Tiempo revela la Verdad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FacebookTwitterGoogle+

0 comentarios en “¿Es la realidad la única verdad?Comentá →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *